Premios Fundación Corripio 2008

Premios Fundación Corripio 2008

Dr. Bienvenido Delgado Billini
Médico

Al considerar las condiciones humanas que le adornan, así como sus logros académicos y profesionales en el campo de las Ciencias Médicas. Igualmente, el Jurado estimó sus aportes a la Salud Pública Dominicana con encomiable vocación apóstolica y desinteresada duramte los últimos 50 años, siendo declarado por su méritos Maestro de la Medicina Dominicana.

Jurados: Héctor Mateo, Julio A. Castaños Guzmán y Jorge Tena Reyes.

Frank Moya Pons
Historiador

Considerando su obra historiografica, caracterizada por sus enfoques teórico-metodológicos de conformidad con los fundamentos de la moderna ciencia historiográfica, lo cual-unido a las particularidades de su estilo narrativo- le ha permitido ofrecer una visión moderna y abarcadora del devenir histórico dominicano, enmarcado en el contexto de la historia del Caribe y su proyección continental.

Jurados:
 Juan Daniel Balcácer, José Chez Checo y Jorge Tena Reyes.

Domingo Liz
Artista Plástico

Considerando que se trata de un artista en compromiso permanente con la creacion visual dominicana; un forjador de obras maestras en pintura, dibujo y escultura; un renovador de la plástica dominicana contemporánea, y un gran maestro de talentos y vocaciones.

Jurados:
 Jeannette Miller, Danilo de los Santos y José Alcántara Almánzar.

Nuria Piera
Periodista

Considerando sus méritos como pionera en la investigacion periodística, demostrando una invariable valentía y manteniendo con firmeza una alta calidad en su trabajo en la televisión dominicana.

Jurados:
 Manuel Quiroz Miranda, Rafael Molina Morillo y Jacinto Gimbernard Pellerano.

Entrega de premios

Grandes Aportes

entregabillini

Dr. Bienvenido Delgado Billini recibe premio de manos de José L. Corripio Estrada El premio en la categoría de Ciencias Médicas recayó en Delgado Billini por Las condiciones humanas que le adornan, así como sus logros académicos y profesionales en el campo de la medicina.

entregafrank

Los tres historiadores  que premiaron a Frank Moya Pons actuaron considerando su obra  caracterizada por sus enfoques,  que unido a su peculiar estilo narrativo le ha   permitido ofrecer una visión abarcadora y moderna?. Recibe el premio de manos de Ana María Alonso de Corripio.

entregadomingo

Domingo Liz recibe el premio de Lucia Corripio de González. y José Alfredo Corripio Alonso. Para galardonar al artista plástico Domingo Liz, se tomó en cuenta ?que se trata de un artista en compromiso permanente con la creación visual dominicana; un forjador de obras maestras en pintura, dibujo y escultura.

entreganuria

El jurado decidió otorgar a Nuria Piera el premio correspondiente a la categoría de Periodismo, basado en ?sus méritos como pionera en investigación periodística, asumida  con invariable valor Entregaron el premio Ana Corripio de Barceló y Manuel Corripio

Participación Artistica

Participación Artística

Un armonioso concierto dio la apertura a este solemne acto, con la participacion de varios musicos en escena,entre ellos se destacan el arpista Andre Tarantiles y la flautista Alaima González Urrelyquienes dieron una sofisticada muestra de su talento. Durante el concierto, les acompañaron; Militza Iankova en el violín, José A. Guibert en la Viola y por último Milena Zivkovic en el Violoncello.

 ANDRE TARANTILES (Arpa)
ANDRE TARANTILES (Arpa)

Residente en Nueva York, es graduado con los más altos honores en la Facultad de Música de la Universidad de Indiana (USA) donde obtuvo, además del Bachillerato, la Maestría en Música. Considerado por The New York Times “un experto artista” y por el Newark Star Ledger “claramente un virtuoso de su instrumento”. Ha actuado como solista en las más importantes salas de concierto y teatros de Nueva York y otras grandes ciudades norteamericanas, formando parte principal de afamadas orquestas sinfónicas y operáticas.

Su multifacética carrera le ha producido notables éxitos en espectáculos realizados en Radio City Music Hall y en Broadway.

 ALAIMA GONZ?LEZ URRELY (Flauta)
ALAIMA GONZALEZ URRELY (Flauta)

Egresada de la Escuela Nacional de Música de La Habana, Cuba. Ha obtenido varios galardones, entre ellos, el segundo premio del Concurso de Música de Cámara de La Habana, primer premio del Concurso W. A. Mozart, auspiciado por la Embajada de Austria en La Habana y el primer premio del Concurso Nacional de Interpretación Musical, Santo Domingo. Considerada por la crítica  “una artista sensitiva y con excelente dominio de su instrumento”  así como  “Una convincente intérprete”.

Actualmente, es miembro de la Orquesta Sinfónica Nacional y profesora del Conservatorio Nacional de Música de Santo Domingo. Recientemente terminó una Maestría en Musicoterapia en Barcelona, España.

MILITZA IANKOVA  (Violín)

Nació en Velico Tamovo, Bulgaria. A  los diez años ganó el primer premio de la Radio Búlgara. Posteriormente obtuvo el primer premio Nedialka Simeonova y el primer premio Sviatoslav Obretenov. Ha interpretado obras tan importantes como el Concierto de violín de Brahms, la “Sinfonía Española” de Edouard Laló y otras obras del gran repertorio solístico, con gran éxito. Desde 1996 forma parte de la Orquesta Sinfónica Nacional Dominicana con la cual ha actuado como solista.
________________________________________________________________________

JOSE ANTONIO GUIBERT (Viola)

Licenciado en Música en el Instituto Superior de Arte de Cuba. Obtuvo el Primer Premio de Viola en el Concurso Nacional Amadeo Roldán de su país natal. Fue miembro de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba, donde llegó a ocupar una importante posición.

Actualmente, se desempeña como Violista  Principal de  la Orquesta Sinfónica Nacional de la República Dominicana, de la que forma parte desde 1991 y  Violista Principal de la Orquesta de Cámara Ars Nova.

________________________________________________________________________

MILENA ZIVKOVIC (Violoncello)

Nació en Belgrado,Yugoslavia. A los doce años, comenzó sus estudios de violoncello en la escuela “Josip Slavenski”. Ganó dos premios en competencias yugoslavas. Tocó frecuentemente como solista en Belgrado y grabó para la radio y televisión yugoslavas. Desde 1995, es miembro de la Orquesta Sinfónica Nacional de la República Dominicana.

Entrevista Galardonados

donbillini

Dr. Bienvenido Delgado Billini
14  Noviembre 2008, 11:46 PM

Al  servicio de la medicina

Bienvenido Delgado Billini. El premio Fundación Corripio en Medicina lleva 58 años ejerciendo esta labor con una dedicación apostólica y desinteresada.
Escrito por: MILLIZEN URIBE
([email protected])

El eminente médico Bienvenido Delgado Billini, de 81 años, lleva 58 ejerciendo la medicina. Reconoce los avances y las nuevas tecnologías,
pero es notoria cierta deshumanización en el ejercicio de la medicina.
Sorprendido y satisfecho.   Así se sintió el doctor Bienvenido Amado Delgado Billini cuando el empresario Pepín Corripio lo llamó,
no para una consulta médica, sino para informarle  que sería  reconocido por sus condiciones humanas y sus  logros académicos
y profesionales en  la medicina.

Sin embargo, este reconocimiento no es de extrañar cuando se considera que de sus 81 años de edad el doctor Delgado tiene
58 dedicado al servicio de la medicina.
Y es que  el galeno posee un amplio currículo en  el que el servicio público (secretario de Estado de Salud Pública y Asistencia Social 1963-1965,
director general del Hospital General Materno Infantil 1975-1979) se conjuga con la práctica docente (decano de la Facultad
de Ciencias de la Salud de la UNPHU, de 1984 a 1990, vicerrector académico de la UNPHU de  1990 a 1994) y dan como resultado una
labor apostólica y desinteresada por la salud pública.

Vocación ante todo.
El estar rodeado de tíos, primos y amigos de su familia que eran médicos fue un factor decisivo al momento de escoger su carrera.
?La curiosidad me llevó a estudiar medicina. Nadie me la impuso, pero el estar viendo tantos amigos médicos me motivó?, expresa.
Así, se matriculó en la Universidad de Santo Domingo, de la que egresó el año 1950.
Hoy, 58 años después, y siendo un médico por demás experimentando,  le preguntamos  cómo describe la medicina actual, a lo que responde
de la siguiente manera:
?Hay muchos adelantos técnicos y buenos  equipos,  de los que nosotros carecíamos en nuestros años de estudios y primeros años de ejercicio?, dice.
Sin embargo, el doctor Delgado hace énfasis al señalar que hoy día es notoria cierta deshumanización en el ejercicio de la medicina.
Opina que  esto se debe a factores como la falta de vocación y el ver la medicina como un simple negocio, algo que, según señala,
sucede en muchos países del mundo.
Es por  esto que sugiere que se le agreguen  al pensum de las escuelas de Medicina asignaturas que vayan dirigidas
a la humanización del ejercicio médico.
?Los profesores deben aprovechar el contacto con los estudiantes para inculcarles el amor a la Medicina, algo elemental para el éxito en esta área?.

Las frases, Doctor Delgado:
“Esta es una profesión en cierto modo sacrificada, por lo que amerita vocación?.
“En las escuelas de Medicina del país se enseña  bien a los estudiantes en cuanto a  avances médicos, pero   falta mucho en lo referente a  la bioética?.
“Rosas y espinas, El día a día de un médico”
Basándose en su experiencia, el doctor Delgado  señala que lo más difícil en el ejercicio médico es que, como la medicina  no es una ciencia exacta,
sino que cada paciente tiene una patología, esto requiere  que el médico siempre se esté reinventando. Agrega que el contacto con  los pacientes y
sus familias, que están pasando por momentos difíciles, es muy preocupante.  Pero por supuesto que no todo son espinas en el ejercicio médico.
El galeno indica que el lograr que un paciente enfermo recupere su salud es sumamente satisfactorio.

dondomingo

Domingo Liz

Escrito por: JOSE ENRIQUE GARCIA
El extraordinario pintor expresionista norteamericano, Jackson Pollock, encarnado por Ed Harris, en la película que éste dirigiera y protagonizara,
en un momento explota y, más o menos, dice: ?Ese maldito Picasso lo hizo todo?.

He ahí una íntegra actitud creadora que recoge esa conciencia del creador que, con tiempo, entiende que toda expresión propia se construye
partiendo de la tradición para modificarla radicalmente, impulsándolo a una búsqueda de las sustancias inéditas que laten en la realidad
y sostiene tanto a la nueva expresión como a las ya asentadas en la historia y en la memoria viva.

Así, la expresión de Pollock (de ninguna manera certera, porque Picasso ni lo hizo todo ni el arte terminó, como lo ejemplifica el mismo Pollock,
con él), distante del repudio y de la envidia; más bien cercana al reconocimiento de una genialidad, responde a esa conciencia unitaria, y a la propia:
entender el arte como resultado de la modificación del instrumento de expresión. Y cuando dijo eso, vivía en carne muy propia esa agonía:
la búsqueda de su arte y, más que nada, la razón de  su existencia. El maldito Picasso lo abordó todo resulta un resoplido de la  conciencia de
Pollock, quien buscaba, tenazmente, esa zona inédita aún y al dar con ella, alcanzar la singularidad como, finalmente, aconteció.

pintura

?Cuál es la conexión de esta disquisición con Domingo Liz? Muchas, y todas. La misma actitud en el sostenido
fluir temporal y creativo. Veamos: en una ocasión, Domingo Liz me dijo, más o menos, éstas son las palabras:
yo era muy  estimado por Jaime Colson, prácticamente su alumno preferido, pero me di cuenta, y muy pronto,
que no podía hacer lo que él hacía, tenía que buscar mi propia expresión? He ahí, igualmente, la conciencia del creador.
Hacerse de un pulso vital, encontrar el punto en que convergen los latidos del corazón con ese ?algo? latiendo,
en espera de ser  tocado para hacerse común. Y así, crear el mundo propio, pequeño, molecular tal vez. Y en eso consiste la creación,
y en ello queda la vida, en esa búsqueda. Sólo hay un Goya, los otros, al recrearse en su mundo plástico, quedan como indefensas sombras.

Un creador arranca desde la más primigenia manifestación del arte, impresa en la naturaleza y en lo que construye la humanidad,
y al ir despojándose va adquiriendo lo que le pertenece, y se vuelve pálpito, y testimonio a la vez. Y ello es lo que acontece con
Domingo Liz; un artista resultado de su íntima naturaleza, concretizada  en  espacios, formas y colores, líneas y texturas; volúmenes,
figuras y contrafiguras, que le son muy propias a él primero y, luego, se vuelven propiedad de todos. Lejos del mimetizador de formas
y estructuras al que el espectador no respeta; y mucho menos el tiempo decidor, al decir de Antonio Machado.
No, hay en él, en su obra, lo que se persigue: la singularidad. Siempre hay algo inédito en ella que espera por el ojo y el pulso que lo
haga visible a los otros. Desde luego, ésta no es la única forma de determinar la existencia de una obra; pero sí una bien asentada y ratificada
Y, después de todo, la obra misma constituye la mejor prueba.
En su obra  resalta la pervivencia armónica de formas y líneas, de volúmenes y colores, de matices y texturas, de figuras y desfiguras
en yuxtapuestas, grafismo que en el espacio funda otra identidad, la de la obra. Estamos, igualmente, ante una conciencia que se asienta
en el conocimiento que se tiene de sí mismo y sus posibilidades. Y nos queda, en emociones evocadas, imágenes arrancadas de la epidermis
de la sociedad y del tiempo, de la entraña del hombre y del espacio contextualizador.

Así la ironía y el  sarcasmo, la rebeldía y la muesca, el asco humano, lo retorcido el ser, la fábula, los vicios comunes reflejados en rostros
, torsos, vientres, senos, extremidades, en los nudos del cuerpo que retienen la historia de personajes metamorfoseados multiplicados.
Sin embargo, algo que se transfiere de la obra al espectador es la sensación de lo creado; del hallazgo, pues ocurre que en su obra, cuya
temática visible está poblada de los asuntos sociales del entorno- personajes miserables, animales famélicos y realengos, niños y niñas,
el río Ozama y su secuela de desgracias humanas, sexos aberrantes y productor de criaturas sin destinos, juegos de azar, musgocidades,
casas desvencijadas donde se apiñan las criaturas que cada vez llenan los suelos y roen el medio ambiente y más- nada de ello en la tela
o en el papel asume la composición en su sentido profundo y definitivo, ?hay otro asunto? que vibra más allá del conflicto y la denuncia;
hay algo más que sacude la conciencia y el alma; hay otra realidad latiendo por encima del motivo: la creación del otro mundo que
limita lo inmediato y funda otras entidades. Por ello, frente a cualquiera de sus obras nos demoramos en el hallazgo; no en la anécdota.

Un cuadro: la composición: un conjunto de figuras, a trazos unas configuradas, otras insinuadas, algunas empujadas por hacerse visibles.
Cada una asume y refleja una actitud distinta, creando una multiplicidad, en el espacio, de interioridades. Miran y van hacia una misma dirección;
excepto una: la figura en cuclillas distante de las otras, entonces el ojo no tiene un solo punto de recorrer, se pasea por la composición entera
para luego descansar en esa figura en cuclillas. ?Qué ha ocurrido en esa composición?: se impone un gesto expresivo por encima de la narrativa social;
efecto que arrastra a los significados y a las sugerencias. De modo que no importa la naturaleza y el motivo, se impone el hallazgo, relegando
el drama impulsador y funda algo más humano, y más hermoso, la realidad que deseamos.
Domingo Liz nació en 1931. Y en ese tiempo, lo dedicó a trabajar una y otra vez sobre el lienzo, el papel, el hierro, el barro, hacer de con las
manos nuevas realidades. Siempre en búsqueda de la expresión, que lo defina y conforme. La Fundación Corripio con este premio reconoce
el valor de su vida, que es su obra.

donanuria

Nuria Piera
7 Noviembre 2008, 10:28 PM

?El periodismo es un sacerdocio?
Galardonada. El miércoles 26 la Fundación Corripio otorgará a Nuria Piera el premio de comunicaciones en Televisión.

Escrito por: MILLIZEN URIBE
([email protected] )

Aunque le gustaba la Arqueología,  Nuria Esperanza Piera Gainza siempre sintió un amor especial hacia  el periodismo.
Y es que  la figura de su papá, Enrique  Piera Puig, influyó  en varios aspectos de su vida, entre ellos, su vocación.
?Mi papá era periodista y eso quedó en mí, en mi psiquis,  y a la hora de elegir  carrera, esa fue la inclinación natural?, señala.
Fue así como a su ingreso a la Universidad Autónoma de Santo Domingo se matriculó en Periodismo.
Sin embargo, la convulsión de la  época impidió que Nuria concluyera la carrera, teniendo que dejarla en el cuarto semestre.
?En ese momento, más o menos por el 1977 había muchos líos… bombas, y mi mamá estaba muy nerviosa; para mí,
entonces una jovencita de 17 años, era  muy violento, muy difícil?. Así,    estudió Mercadeo, puesto que en ese momento
sólo la UASD impartía Periodismo y más tarde realizó una licenciatura en Derecho en la Universidad de la Tercera Edad (UTE).

Mas, en la hoguera de su corazón seguía latiendo la llama periodística, lo que quedó totalmente evidenciado con la salida al
aire  el   17 de enero del año 1987, de  ?Nuria en el 9?, el primer programa de investigación social en la televisión dominicana.
Y éxito es una palabra que ha estado vinculada al trabajo que Nuria realiza.  Su labor la ha hecho merecedora de decenas de reconocimientos,
de los cuales  el respeto y la admiración del público están definitivamente entre  sus preseas más preciadas.

Doblemente feliz.  Al momento de enterarse de que había obtenido el premio de comunicaciones en Televisión de la  Fundación Corripio
estaba en la cama viendo televisión. ?Me llamó don Pepín Corripio para decirme que me habían seleccionado y yo me sentí muy contenta,
muy agradecida y muy honrada, pero a él se le olvidó un detallito, por lo que el doctor Molina Morillo me llamó como a los 15 minutos y
me dijo que a Pepín se le había olvidado decirme que el premio iba acompañado con un millón de pesos y yo dije ??queeeeee…? ahí se duplicó el regocijo?.

Premios Fundación Corripio.
Cada año la Fundación Corripio reconoce a personalidades que han realizado aportes  trascendentales  para el desarrollo
y elevación de valores morales y profesionales  para el país.  Los premios se otorgan en cuatro categorías que se alternan.
Esta es la primera vez que se entrega un premio en comunicaciones en Televisión.

La investigación

Importante herramienta.
Nuria entiende la investigación como   una importante herramienta  para el ejercicio del periodismo. Por eso cuando le preguntamos qué recomienda
a las personas que no lo ejercen con el alegato de que es difícil, Nuria indica que la motivación es esencial.
?Alguien me refería  que estaban tratando de hacer un proyecto de un canal noticioso y la motivación de los periodistas nuevos era nula a la hora
de ser periodistas de investigación; lo que querían ser era periodistas de economía, de deportes, de sociales?.
?Si ponemos lo que  el periodismo de investigación puede tener de arriesgado y peligroso en una balanza  con las cosas satisfactorias,
pesa más lo último?, indica.
Es por esto que a los periodistas que están llegando a los medios   Nuria  les exhorta  evitar  querer ?llegar rápido?.
?No se olviden que hay que caminar, tropezar y  levantarse?.

Programa